Feb

24

¿Dónde están las carreteras más peligrosas de España? Sepa cómo conducir por ellas / Siguenos en Twitter @BuscoPisoCasa

Tal vez pase por ellas con cierta frecuencia y no sepa de sus riesgos ni qué precauciones tomar; el informe europeo elaborado por EuroRAP señala cuáles son las carreteras más peligrosas, en las que se disparan las posibilidades de sufrir un accidente. Descubra cómo debe actuar en ellas.

Cada año, EuroRAP, un organismo europeo formado por los principales clubes de automovilistas europeos -entre ellos, el RACE y el RACC-, analiza cuáles son las carreteras más y menos peligrosas de cada país, según los accidentes ocurridos en ellas en los últimos tres años.

Los peligros en España
En 2011, sus conclusiones acerca de las carreteras españolas han sido positivas: el 83,6 % de los tramos analizados son seguros o muy seguros. Sin embargo, también hay motivos de preocupación. Según destaca el RACE, del total de 24.341 kilómetros analizados, 723 km -divididos en 58 tramos, un 7,3 % de los estudiados- son peligrosos o muy peligrosos. En ellos se han producido, en los últimos tres años, 103 muertos y 535 heridos graves por accidentes de tráfico.

¿Cuál es el más peligroso? Una vez más -y como el año anterior-, el que está situado en la N-322 en la provincia de Albacete, entre los kilómetros 412,3 y 424,2; un tramo en el que se han producido siete accidentes con ocho heridos graves. El segundo tramo más peligroso está en la SC-21, en A Coruña, entre los km 0 y 1,2, con un accidente grave y otro mortal en los últimos tres años.

Tanto el RACE como el RACC destacan que todos los puntos negros tienen características similares: los reconocerás por ser tramos de un carril por sentido, muchos cruces y con un volumen de tráfico relativamente bajo, entre 2.000 y 10.000 vehículos/día. Son carreteras en las que la mayoría de los accidentes con víctimas se produce por salidas de la vía -un 41 % de los casos registrados-, o por colisiones frontales -un 22 %-.

Por comunidades, Galicia es la que tiene más riesgo de siniestralidad -con cuatro puntos negros-, seguida de Cantabria y Extremadura, que cuentan con tres tramos muy peligrosos en sus carreteras. En el lado opuesto, las más seguras son Madrid, La Rioja, Murcia, Navarra y País Vasco. Por provincias, en las que más se ha incrementado el número de puntos negros son León, Cáceres, A Coruña y Lugo. En este enlace puedes leer la situación de los 58 puntos negros más peligrosos.

Sin embargo, la pega de este estudio es que sólo recoge carreteras que sean competencia del gobierno central, no de las autonomías:

Cómo conducir por un tramo peligroso
En primer lugar, es importante que, a medida que se acerque a un punto negro -se advierte de ellos con señalización-, reduzca su velocidad a lo recomendado para ese tramo de la vía. Tampoco debe olvidar nunca mantener la distancia de seguridad -entre 20 y 25 metros- con el coche que le precede; si éste derrapa o frena de forma inesperada tendrás espacio y tiempo para evitar una colisión. Tenga presente que el tipo de accidente que más se da en puntos negros es el alcance por detrás.

A la hora de adelantar, jamás fuerce la maniobra y respete la línea continua. Además, circule siempre por el carril derecho. Siempre es más ancho que el izquierdo y dispondrá del arcén para una frenada de emergencia o evitar una colisión.

Las carreteras que debe evitar por sus atascos

- Andalucía: AP-4, AP-7, A-4, A-45, A-49, A-7 y A-92

- Aragón: AP-2, AP-68, A-2 y A-23

- Asturias: AP-66, A-8, A-64, N-630 y N-634

- Cantabria: AP-67, A-67, A-8, N-611 y N-623

- Castilla-La Mancha: AP-36, AP-41, A-3, A-30, A-31, A-4, A-40, A-41, A-42 y A-5

- Castilla y León: AP-1, AP-6, A-1, A-6, A-52, A-62, A-66, N-620 y N-630

- Comunidad Valenciana: AP-7, A-3, A-7 y CV-35

- Extremadura: A-5, A-66 y N-630

- Galicia: AP-9, A-6, A-52, A-55, N-550 y N-634

- Madrid: AP-6, A-1, A-2, A-3, A-4, A-5, A-6, M-40, R-2, R-3, R-4 y R-5

- Murcia: A-7, A-30, A-91 y N-332

- Navarra: AP-68, A-12, A-15, A-1, N-121-A y N-240

- La Rioja: AP-68, N-111 y N-232

Para evitar problemas en los atascos, además de respetar la distancia de seguridad, vaya con la vista puesta tan lejos como sea posible, frene tan suavemente como pueda, ponga las luces de emergencia y busque una vía de escape, por si necesita hacer una maniobra evasiva.

Para no causar más retención, procure acelerar tan pronto como vea que lo hace el coche de delante, y manténgase siempre en su carril. Finalmente, recuerde esta norma: cuando se encuentre con carriles de incorporación o carreteras de acceso a su vía, cada vehículo de la carretera principal debe ceder el paso al primero que quiera incorporarse, mientras que el segundo tendrá que ceder a su vez el paso al que circule por la vía principal.

[Via ElEconomista]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)